• Prevención y recomendaciones de COVID-19 en situaciones especiales.  Segunda parte

    Los nuevos casos del nuevo coronavirus (SARS-CoV-2), se han propagado por 114 países, causando más de 118.000 casos confirmados y 4.291 fallecidos, los nuevos casos y muertes fuera de China ya han sobrepasado los casos nuevos de la China continental, países como Italia, España e Irán enfrentan epidemias importantes. El día de hoy (11 de marzo de 2020), el Dr Tedros Adhanom Ghebreyesus, realizó la declaratoria de pandemia, señalando que aquellos países que detecten, aíslen, traten y movilicen a las personas, pueden evitar que los conglomerados de casos se conviertan en comunitarios, señaló además que algunos países han demostrado que el nuevo coronavirus virus puede ser suprimido y controlado. Enfatizó que “describir la situación como una pandemia no cambia la evaluación de la OMS de la amenaza que representa este virus. No cambia lo que está haciendo la OMS, y no cambia lo que los países deberían hacer”

    En esta segunda parte sobre prevención y recomendaciones de COVID-19, en situaciones especiales, les presentamos: prevención del coronavirus (SARS-CoV-19): Salud Pública Internacional y la medicina del viajero, prevención en personas con VIH, en población indígena, en escuela y finalizamos con la mitigación. Ahora, más que nunca es imperativo conocer sobre la prevención en diferentes grupos poblacionales. Leer documentos

                 

  • 1 de marzo de 2019. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología Nacional.Los deplorables errores comunicacionales del régimen de Maduro en el caso del COVID 19

    Entre los más gruesos errores comunicacionales cometidos por el regimen que gobierna Venezuela, en relación con la epidemia de SARS CoV-2, sobresalen las desafortunadas declaraciones del Sr. Maduro,  los días 27 y 28 de febrero, (1,2), secundadas por su ministro de salud, al identificar el COVID-19 como un arma biológica, destinada a atacar a China y otros países; este es un notable ejemplo de lo que no debe hacerse, al pretender comunicar al público, información sobre la epidemia basada en conjeturas. Tal afirmación sin fundamento, solo estimula la desinformación, la incertidumbre, las dudas y temores de la población y es contraria al llamado que ha hecho el Director de la Organización Mundial de la Salud, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, de promover, responsable y unificadamente, información con evidencia científica, por encima de la desinformación, los intereses no vinculados con el derecho a la salud y las conjeturas. (3)

    Por el contrario, existe un acuerdo general, promocionado por respetables instituciones, como la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina, de los Estados Unidos de Norte América, (4) mediante el que, categóricamente, se han condenado las teorías conspiratorias que atribuyen y sugieren que el COVID-19  no tiene un origen natural, sino que ha sido elaborado mediante manipulación de ingeniería genética. La evidencia científica confirmada, mediante numerosos estudios del genoma del agente causal, concluye que el COVID19 se originó en la naturaleza, al igual que otros agentes patógenos emergentes.  (5,6,7,8,9,10,11)

    La teoría de la conspiración, públicamente promovida por el Sr. Maduro en cadena de radio y televisión nacional,  secundada por su ministro de salud, lo que logra es aumentar el miedo por la epidemia, estimula los prejuicios y temores y desvía los esfuerzos de colaboración, universales, para combatir el virus. Leer documento

  • 25 de febrero de 2020. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología Nacional.Dengue en ascenso en el Continente y ¿en Venezuela que está ocurriendo? Retos y nuevos paradigmas para el control del dengue y otras arborvirosisEl 7 de febrero de 2020, la Organización Panamericana de la Salud, publicó la actualización sobre dengue en la región de las Américas,(1) Destaca el informe, que en 2019, ocurrió el mayor registro histórico de casos de dengue en el Continente. Se notificaron 3.139.335 casos (incidencia de 321,58 casos por 100.000 habitantes), incluidas 1.538 defunciones. Del total de casos notificados, 1.367.353 (43,6%) fueron confirmados por criterio de laboratorio y 28.169 (0,9%) fueron clasificados como dengue grave. La tasa de letalidad fue 0,049%. El total de casos superó en 30% los reportados en el año epidémico 2015 (Figura 1). Con relación a la proporción de casos de dengue grave, la cifra (0,9%) ha superado a lo observado en los cuatro años previos, sin embargo, se mantiene por debajo de lo observado entre 2010 y 2014 (variando entre 1.35% y 3.05%) En Brasil la tasa de incidencia anual acumulada aumentó 486,4% respecto a 2018 y en Colombia el aumento en el mismo lapso fue de 425%. (1) Leer documento
  • 2 de enero de 2020 Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología Nacional. La poca atención que le dedica el Informe Mundial de Malaria, 2019, a la grave epidemia de malaria en Venezuela. Datos provisionales de 2019 y medidas a acometer.El Informe mundial sobre malaria, 2019 publicado el 4 de diciembre de 2019, presenta el estado actual del progreso global en la lucha contra el paludismo hasta el final de 2018. Hace un seguimiento del progreso de las inversiones en los programas y de las investigaciones sobre el paludismo; su prevención; diagnóstico y tratamiento; vigilancia; tendencias en la carga de la enfermedad; eliminación del paludismo y desafíos para encaminar la respuesta contra la malaria. (1)Fundamentalmente, el Informe de este año,  está enfocado en las experiencias obtenidas en particular en el Continente Africano, donde se encuentran los países con mayor carga de la enfermedad a nivel mundial  y poco espacio se destinó en el documento, para destacar la deplorable situación de nuestro país y los retrocesos documentados en la lucha contra esta enfermedad y sus consecuencias sobre el desarrollo de la Nación y la carga de la enfermedad sobre la población, así como las amenazas que surgen para el Continente.Venezuela en el Informe Mundial de Malaria, 2019

    Lo que ocurre en nuestro país, contradice en la práctica, el lema y las buenas intenciones que encabezan el prefacio del documento, escrito por el Director de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Gebreyesus:: “No dejar a nadie atrás, en la marcha hacia un mundo libre de malaria”. (1)

    Por ejemplo, la sección del Informe, dedicada a la carga de la enfermedad y sus consecuencias sobre dos grupos vulnerables y de mayor riesgo, como son las mujeres embarazadas y los niños, con datos de 2018, se concentra en los países africanos. No menciona el Informe, que en todas las entidades federales de nuestro país, se identifican ahora casos en embarazadas con graves consecuencias para la salud materno-infantil, y que el 11% de los casos de malaria en nuestro país ocurren en niños menores de 10 años.

    Reconoce el Director de OMS en el informe, que en los últimos años, el progreso global de la reducción de nuevos casos se ha estancado y le preocupa que la malaria está en aumento en algunos países africanos de alta carga. No guarda la misma preocupación por el aumento indetenido de casos en Venezuela que por segundo año consecutivo, concentra más del 50% de los casos del Continente Americano y acumula tres cuartas partes de las muertes por la enfermedad. Venezuela ascendió a la posición 39 entre los países con mayor incidencia de malaria a nivel mundial.

    En nuestro país, seguramente se incumplirán los hitos críticos de control de la enfermedad como parte de la estrategia global y los planes Continentales acordados, ya se ven amenazados por la exportación de casos a numerosos países vecinos, situación agravada en los últimos 3 años por la migración masiva forzada, de millones de venezolanos, en el entorno de la emergencia humanitaria compleja que sufre el país.

    Seguramente será necesario, para enfrentar los retos extraordinarios de la malaria en Venezuela, emplear medidas también extraordinarias, similares a los de “alta carga, alto impacto”, empleados y promovidos por la OMS en los países más afectados por la malaria, para prevenir la enfermedad y salvar vidas. Esto na ha sido suficientemente comprendido y menos implementado por el régimen que detenta el poder en Venezuela. Leer documento

  • 10 de noviembre de 2019. Alianza Venezolana por la Salud. Red Defendamos la Epidemiología. Sociedad Venezolana de Salud PúblicaSobre la visita del  Sub Secretario General de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) a Venezuela, 4-6  de noviembre de 2019.Encabeza su declaración el Sr. Mark Lowcock al término de su visita a Venezuela con el siguiente párrafo:¨Durante mi primera visita a Venezuela, he visto cómo las mujeres, los hombres, los niños y las niñas comunes se enfrentan cada día a retos abrumadores para sobrevivir. Millones de personas no pueden acceder al mínimo de alimentos, agua y atención médica. La situación continúa deteriorándose¨. (1)Seguidamente agrega:¨He observado que el sistema de salud está al borde del colapso y que muchos hospitales carecen de la infraestructura básica de agua y electricidad. Los pacientes hospitalizados, muchos de los cuales ya están gravemente enfermos, corren un alto riesgo de perder la vida a causa de las nuevas infecciones que están adquiriendo mientras están en el hospital, ya que no es posible realizar una limpieza y desinfección básica. Todo esto se ve agravado por la falta de medicamentos y la escasez de médicos y enfermeras para administrarlos. Las enfermedades prevenibles, como el paludismo y la difteria, han vuelto con mucha fuerza. Las personas con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas y lactantes, niños y niñas y personas en situación de discapacidad se encuentran entre los más vulnerables¨.

     También menciona que a pesar de la gravedad de la situación, le ha impresionado la solidaridad de las personas que se apoyan mutuamente, refiriéndose al personal que labora en el hospital José Gregorio Hernández, que realiza sus trabajo en condiciones indignas.

    Con estas elocuentes e impactantes palabras, el Sr. Mark Lowcock describe la dolorosa situación humanitaria  que presenció en Venezuela, luego de la primera visita que realizara a nuestro país, que le permitió evaluar y constatar personalmente el drama que sufre la población.

    Identifica el  Sub Secretario General, que los determinantes políticos y económicos de la crisis están  afectando a la mayoría de los habitantes en todo el territorio nacional.

    No podría ser en otra forma, sin faltar a la verdad y a los principios de imparcialidad, independencia, humanitarismo, neutralidad, que inspiran a estas organizaciones y a sus directivos en las delicadas tareas de cooperación internacional que les corresponden. Leer documento

  • 2 de noviembre de 2019. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología NacionalSobre la calidad microbiológica del agua que consumen los habitantes de Caracas. Situación entre el 20 de junio y el 8 de julio de 2019

Las carencias de disponibilidad y acceso a agua segura y saludable para consumo humano que hemos sufrido en Venezuela, en los últimos años, agravadas por la emergencia compleja que nos afecta, desde 2017, se ha acentuado en los últimos meses, con motivo a los repetidos cortes del servicio de energía eléctrica, indispensable para garantizar y mantener continuamente la distribución de agua en los hogares. Esto impacta especialmente ciudades como Caracas, que requiere un complejo sistema de bombas y redes para hacer llegar el agua desde los embalses que se encuentran a gran distancia y a niveles mucho más bajos.  (1) Numerosas fugas de agua identificadas en la red de distribución y la interrupción de la operatividad del servicio han contribuido a pérdida de la integridad del sistema y contaminación del agua proveniente de algunos sectores del acueducto. Tal es el caso del Sistema Tuy III, que suple agua a 14 parroquias de la ciudad, ubicadas principalmente en el Distrito Libertador y a una población cercana a un millón de habitantes. Las parroquias Antímano, Caricuao, Coche, Macarao, El Paraíso, La Vega, Santa Rosalía, El Valle y parte de las parroquias 23 de enero, La Pastora, San Juan, San Pedro y Sucre son las que dependen del Sistema Tuy III para recibir agua, mientras que los demás sectores del municipio Libertador se conectan a Tuy II y Tuy I. El Sistema Tuy III sirve también a las parroquias Baruta (municipio Baruta), Santa Bárbara (municipio Tomás Lander), Charallave (municipio Cristóbal Rojas) y Cartanal (municipio Independencia) del estado Miranda. Los municipios Chacao, El Hatillo, Sucre, parte de Baruta y algunas parroquias de Libertador se sirven del sistema Tuy II, sin embargo, las constantes fallas impiden su correcto funcionamiento y generan reclamos por parte de vecinos de distintos sectores de la ciudad. Según una encuesta hecha por el Observatorio Venezolano de los Servicios Públicos, 58 % de los hogares caraqueños reciben agua de una a cuatro veces por semana. El Sistema Tuy I, sirve a las parroquias Caricuao, Coche, El Valle, San Pedro, otras parroquias de Libertador y parte de Chacao. Leer documento

  • 20 de junio de 2019. Sociedad Venezolana de Salud Pública. RedDefendamos la Epidemiología Nacional. Fracaso del Plan Nacional Ampliado de Inmunizaciones en Venezuela

En la última década, hemos realizado un seguimiento de los resultados del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) en Venezuela, e identificado sus fallas, debilidades y nudos operativos.(1,2,3) Estas deficiencias eran y siguen siendo de tal magnitud, que hace 9 años advertimos: ¨La suma de los problemas anteriormente identificados, hará posible la reaparición de enfermedades ya controladas o erradicadas por lo que es necesario fortalecer el programa de inmunizaciones en todos los niveles.¨(1)

Pocos años después de este mensaje, esta advertencia constructiva, nos encontramos ante la reaparición de casos y muertes las enfermedades inmunoprevenibles del esquema básico del PAI regional,  que se encontraban controladas por muchos años, e incluso han sido motivo de premio nacional y regional como fue el logro de la Eliminación del Sarampión emitida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el año 2016.

La difteria y el sarampión se propagan por todo el territorio  y se establecen en el país y los países vecinos de manera endémica, son 3 años intentando controlar la epidemia de difteria y dos años la epidemia de sarampión sin éxito. Este fracaso, nos obliga en la Sociedad de Salud Pública y en la Red de Defendamos la Epidemiología, una vez más a emprender la tarea de revisar lo acontecido y emitir nuestra opinión para fortalecer el PAI que sigue siendo una aspiración nacional y regional no cumplida.

El propósito de esta nota, es actualizar la información sobre el rendimiento del PAI en los últimos años, ante la propagación de las enfermedades vacuno-prevenibles que reaparecieron,  previamente controladas, y que se han convertido en amenazas y daño para la salud pública regional.

La re emergencia de difteria en Venezuela, inicia en julio de 2016, después de 24 años de silencio epidemiológico y la re emergencia de sarampión posteriormente un año después, en julio de 2017, después de 11 años de notificado el último caso, pusieron en evidencia el pobre desempeño del PAI de Venezuela durante los últimos tiempos, estrategia fundamental de Atención Primaria de Salud, que en pasado reciente a escala nacional fue altamente efectiva para prevenir y controlar enfermedades infectocontagiosas prevenibles mediante inmunización. Leer documento

  • 20 de abril de 2019. La diáspora de Recursos Humanos en Salud en Venezuela, en el entorno complejo de la Emergencia Humanitaria y sus consecuencias sobre el sector salud

En el curso de la grave crisis social, política y económica que presenta Venezuela, la Alianza Venezolana por la Salud (AVS), ha denunciado repetidas veces la emergencia compleja, agudizada en la situación nutricional y de la salud de la población. (1)  Situación excepcional y generalizada que amenaza a la vida, la salud y la subsistencia de la población. Esta calamidad acentúa la desprotección previa, donde una serie de factores preexistentes, tales como la pobreza, la desigualdad y la falta de acceso a servicios básicos, potenciados por la carencia de ejecución de políticas públicas eficientes, multiplican sus efectos destructivos. En nuestro país el régimen ilegítimo y usurpador ha implementado un modelo político autoritario que no respeta las libertades, la democracia, los derechos fundamentales y limita todas las actividades de la vida nacional, ha desencadenado esta lamentable situación sin precedentes en el ámbito latinoamericano. Leer documento

22 de marzo de 2019. Barreras y obstáculos para el ejercicio del derecho a acceso a información de fuentes oficiales en salud en Venezuela,  agravados en el entorno complejo de la emergencia humanitaria.

La política de salud, en una sociedad democrática y libre, contempla entre sus prioridades, la participación de las personas y de la sociedad en las decisiones sanitarias, mediante:

* El Enfoque de equidad y justicia social en el acceso de los servicios y la atención sanitaria

* La Participación de las personas y de la sociedad en las decisiones sanitarias

* Equilibrar criterios técnicos con valores de la salud, en la asignación de recursos e intervenciones

* Asegurar la garantía, la evaluación y el fomento de la calidad de sistemas y servicios

Una de las decisiones fundamentales para alcanzar estos propósitos, consiste en difundir la información que acompaña las actividades de salud pública. (1) La difusión de información, en sí misma, es el primer paso para la educación y la participación de la ciudadanía en los asuntos de interés colectivo e individual, indispensable para reconocer factores de riesgo y otras conductas riesgosas que amenazan la salud. Leer documento

12 de marzo de 2019. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Alianza Venezolana por la Salud. Red Defendamos la Epidemiología Nacional.

El deterioro del derecho al acceso de agua potable en Venezuela,  en el contexto de la emergencia compleja que sufre el país, agravada por el colapso del sistema de energía eléctrica. Requiere acciones prioritarias e impostergables desde la visión de la salud pública

El 29 de julio de 2010, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), reconoció el derecho al agua potable y el saneamiento como un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos, por lo tanto es un bien que  debe ser garantizado a todos los ciudadanos. En Venezuela ha sido competencia y responsabilidad del Ministerio del Poder Popular del Ambiente y ahora del Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo y Agua, (MINEA)  por medio del Vice Ministerio de Agua, garantizar el suministro regular de agua para todas las personas,  recordando que el agua de consumo humano y de recreación debe  tener todas las características de potabilidad y estar libre de agentes contaminantes. (1)

En noviembre de 2002, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales adoptó la Observación General nº 15 sobre el derecho al agua. El artículo I.(1) establece que “El derecho humano al agua es indispensable para una vida humana digna”. La Observación Nº 15 también define el derecho al agua como el derecho de cada uno a disponer de agua suficiente, saludable, aceptable, físicamente accesible y asequible para su uso personal y doméstico. Leer documento 

25 de noviembre de 2018Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología NacionalAnálisis del Reporte Mundial de malaria. 2018, y la grave epidemia de malaria en Venezuela. Estimaciones para 2018. Informe Especial

El reporte Mundial de Malaria, 2018, con cifras hasta 2017, (1) publicado el 19 de noviembre de 2018, nos llama la atención con una señal de alarma, ya que por segundo año consecutivo, hay un estancamiento de lo que había sido una disminución constante en la epidemia mundial de malaria. Desde el 2000 hasta el 2015, los expertos celebraban la reducción anual reportada de casos y muertes. Se salvaron millones de vidas mediante el uso de medidas de control de vectores, diagnóstico y tratamiento.  Pero en los últimos 2 años, ha habido un alto preocupante en el progreso, especialmente en los países de mayor carga de la enfermedad. Tanto la reducción en los casos como los niveles de inversión en tratamientos e innovaciones se han estancado.

El Informe mundial sobre el malaria 2018 refuerza el mensaje de que el mundo no transita el camino correcto para alcanzar dos objetivos fundamentales de la Estrategia técnica mundial contra la malaria 2016-2030 de la OMS: reducir las muertes y enfermedad causadas por el paludismo en al menos un 40% para el 2020. En el 2017, se estimaron 219 millones de casos de paludismo en todo el mundo. Los datos del período 2015 al 2017 destacan que no se lograron avances significativos en la reducción de los casos de paludismo en este plazo.  Leer documento

 21 de octubre de 2018. Sociedad venezolana de Salud  Pública. La pobreza inducida y la reaparición de la tuberculosisen Venezuela. Un caso para estudio.

Después de 15 años de despilfarro, corrupción y mal uso de  los recursos del Estado, Venezuela vive un proceso de empobrecimiento, marginalidad y exclusión inducidos, por la acción coercitiva y forzosa, impuesta deliberadamente por el régimen. Los ciudadanos padecemos las consecuencias de una serie de obstáculos institucionales, creados progresivamente por la dictadura, en desmedro de la población. Aquella defiende sus propios beneficios y privilegios, aferrada al poder, excluyendo a quienes se les oponen. Leer documento

10 de octubre de 2018. Sociedad Venezolana de Salud. Red Defendamos la Epidemiología Nacional. Tuberculosis y VIH-SIDA en cárceles venezolanas,evidencian las condiciones inhumanas a que son sometidas las personas privadas de libertad.

En junio del 2011 elaboramos el documento, La crisis carcelaria en Venezuela. Violación de los derechos a la vida, la seguridad y la salud,(1) motivados por la tragedia carcelaria que se desarrollaba en ese momento; ésta había sido advertida con suficiente anticipación  por las ONG de derechos humanos y los medios de comunicación en documentos y testimonios muy bien fundamentados. Leer documento

12 de septiembre de 2018. Sociedad Venezolana de salud Pública Red Defendamos la Epidemiología Nacional
Migración forzada y Salud. El caso de Venezuela y los países vecinos. Un reto Continental. Informe Especial.

La migración se define como el movimiento de una persona o de un grupo de personas, ya sea a través de una frontera internacional o dentro de un Estado. Como tal, la migración abarca cualquier tipo de desplazamiento de la población, sea cual fuere su duración, composición o causas. Comprende el flujo de refugiados, personas desplazadas, migrantes por motivos económicos (migración voluntaria o forzada), trabajadores temporales, estudiantes, migrantes indocumentados y las personas que se mudan con otros propósitos, incluida la reunificación de la familia, con diferentes determinantes de la salud, necesidades, recursos, capacidades y niveles de vulnerabilidad. A pesar de la amplia gama de categorías abarcadas por el término “migrantes”. Leer documento