Declaración

Declaración de la Alianza Venezolana Por la Salud (AVS) sobre el Balance de Salud 2019 de la gestión gubernamental presentado por el Señor Nicolás Maduro y el ministro del Poder Popular para la Salud Carlos Alvarado

  1. Considerando que el Señor Nicolás Maduro y su Ministro de Salud Carlos Alvarado (CA), el pasado 7 de enero del presente año, en un acto denominado, Balance de Salud 2019 y Objetivos para 2020, (https://www.youtube.com/watch?v=0ni5ThnOrAc), difundieron información sobre la gestión de su gobierno en materia de salud durante el año que viene de finalizar.
  2. Considerando que parte de esta información presentada en el acto Balance de Salud 2019 y Objetivos para 2020(BS2019YO2020) fue incluida en el Mensaje Anual presentado por el Sr. Maduro ante la Asamblea Nacional Constituyente, (http://mppre.gob.ve/discurso/presidentemaduropresentacionmemoriacuenta/).
  3. Considerando que la información sobre logros en salud presentada y difundida, en el acto mencionado, no proporciona elementos que permitan comparar los ítems citados en BS2019YO2020 y en declaraciones posteriores a este evento. Y en consecuencia, al no existir un punto de referencia, resulta imposible afirmar si hubo avances o retrocesos con respecto al año anterior y con los del trienio 2016-2018, por no disponerse de acceso a las Memorias y Cuentas del Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS), que el actual Ministro y los que le precedieron al frente de este ministerio, durante los meses de enero y febrero de los años 2017 y 2018, presentará y presentaron ante el Tribunal Supremo de Justicia y no ante la AN, como lo ordena la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV).
  4. Considerando que la información presentada necesita ser validada para constatar si satisface la veracidad que debe imperar   en   las    actuaciones   de    la administración pública, en apego a la transparencia y pulcritud de los actos    de   gobierno   y que los mencionados funcionarios están además obligados a cumplir, para garantizar el derecho a los ciudadanos a ser   informados, tal   como   lo   consagra   el artículo 143 de la CRBV. Leer documento

Alertas epidemiológicas 

24 de enero de 2020. Red Defendamos la Epidemiología Nacional (RDEN). Sociedad Venezolana de Salud Pública (SVSP). Primera alerta sobre el nuevo coronavirus. Nuevo coronavirus (2019-nCoV): una amenaza potencial

Nuevamente el mundo ha sido sorprendido por una enfermedad emergente,  causada esta vez por un nuevo coronavirus (CoV), los primeros casos se presentaron en ciudadanos de la Ciudad  de Wuhan, provincia de Hubei, China, con antecedentes  de tener  contacto con diferentes tipos de animales en un mercado de la ciudad, donde se expendían animales vivos (pollos, mariscos, serpientes, y otros animales), los pacientes comenzaron a presentar infección respiratoria (neumonía) y otras complicaciones, por lo cual fue bautizada como una “neumonía por un misterioso virus”, debido a las características clínicas y radiológicas , las cuales apuntaban a un origen viral, transmitido probablemente por el contacto con animales o sus productos en dicho mercado(1,2). El virus fue identificado el 7 de enero y ha sido denominado por la Organización Mundial de la Salud (OMS): 2019-nCoV (nuevo coronavirus 2019), su secuencia genética ha sido compartida por las autoridades Chinas con los países para que puedan identificar el virus mediante la prueba de la Reacción de Cadena Polimerasa en tiempo real (PCR-TR) específica para el virus(2,3).Los organismos internacionales como la OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y otros organismos han publicado guías interinas al respecto(4,5,6), varios países han enviado comunicados especiales a los profesionales de la salud y a la población sobre este nuevo virus. Adicionalmente, hacen un llamado a los países a estar vigilantes sobre la evolución de esta nueva enfermedad e identificar tempranamente los casos sospechosos, especialmente en personas con antecedentes de viaje a Wuhan y otras ciudades de China. Se han notificado casos importados en varios países, incluyendo Japón, Corea del Norte, Tailandia y Estados Unidos (7,8,9,10,11). La OMS está ejerciendo vigilancia sobre la evolución del número de casos, dependiendo de cómo progresen en el tiempo y su propagación a otros países, realizará recomendaciones al respecto. Los países y sus autoridades sanitarias deben seguir las recomendaciones de los organismos internacionales y sensibilizar a los profesionales de la salud sobre esta nueva enfermedad. Así mismo, deben informar a la población para evitar angustia y temores, los cuales surgen inevitablemente ante la presencia de un nuevo agente infeccioso. Esperamos que la enfermedad pueda ser controlada, no obstante, instamos a las instituciones sanitarias y a los profesionales de salud a estar preparado.  Leer documento

18 de diciembre de 2019. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología Nacional. Trigésima Alerta de sarampión en Venezuela

Catorce entidades federales han reportado casos de sarampión en 2019

La epidemia de sarampión en Venezuela cuya transmisión ha estado activa, dos años y seis meses, desde su re aparición en julio de 2017, ha causado 11.181 casos sospechosos notificados, (1.307 en 2017, 8.005 en 2018 y 1.869 en las primeras 50 semanas de 2019, de los cuales 852 ocurrieron en las últimas 21 semanas); de ellos, 7.058 fueron confirmados (727 en 2017  5.779 en 2018 y 552 en las primeras 50 semanas de 2019  (1) , de los cuales 135 ocurrieron en las últimas 21 semanas). (Figura 1). Esto significa el  24,4 % de los casos confirmados acumulados en 2019. Los datos correspondientes a casos sospechosos y confirmados del año 2018 fueron corregidos en agosto de 2019, por el MPPS (215 sospechosos más y 109 confirmados más).(2)

La tasa de incidencia a nivel nacional acumulada (2017-2019) reportada en agosto de 2019,  de 22 por 100.000 habitantes (2) ahora, alcanza 22,2 por 100.000 habitantes (1), siendo las entidades federales con mayor incidencia acumulada: Delta Amacuro (215 por 100.000 habitantes), Distrito Capital (127, por 100.000 habitantes; Amazonas desde 85 por 100.000 habitantes,) Bolívar (56, por 100.000 habitantes); Vargas 48 por 100.000 habitantes; y Miranda (39 por 100.000 habitantes). (1,2) Las incidencias acumuladas por entidades Federales,  discrepantes, reportadas en las últimas actualizaciones de OPS, fueron menores en Amazonas, Vargas y Miranda (2, 3 y 4) por lo tanto  son datos poco confiables. Leer documento

17 de diciembre de 2019. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología Nacional. Vigésima Séptima Alerta sobre difteria.

 23 entidades federales reportaron casos de difteria en 2019.

La Organización Panamericana de la Salud publicó el 6 de diciembre, la última actualización sobre difteria (1) con un brevísimo resumen de los datos epidemiológicos de tres países Haití, Colombia y Venezuela, hasta la semana epidemiológica N· 48 de 2019.

Tres países de la Región de las Américas (Haití,  Colombia y Venezuela) notificaron casos confirmados de difteria en las 48 primeras semanas de 2019, en donde el brote continúa activo. En Colombia, hasta la semana epidemiológica 17, de 14 casos sospechosos, 9 habían sido excluidos y tres resultaron probables. (2). En octubre de 2019, se confirmo un caso en un niño venezolano, residente en Cúcuta, Norte de Santander. (1)

Un total de 633 casos sospechosos se han notificado en el Continente en 2019; 461 en Venezuela, en Haití, 169 y en Colombia 3. Corresponde a Venezuela el 72,82% de los casos sospechosos, a Haití el 26,69 % y a Colombia 0,49 %. (Figura 1)

El número de casos confirmados en el Continente, en el mismo lapso, fue de 229; de ellos, 211 casos, (92,13 %) , ocurrieron en Venezuela, 17 casos en Haití (7,42 %) y uno en Colombia. (0,45 %) (Figura 1)

En el Continente Americano, en las primeras 48 semanas de 2019, fallecieron 25 personas por difteria, corresponden a Venezuela, 20 (80,0 %) y 2 en Haití (20,0 %). Leer documento

1 de diciembre de 2019. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología Nacional. Segunda Alerta Epidemiológica sobre re emergencia de fiebre amarilla en Venezuela

Respuesta de salud pública institucional, tardía e insuficiente, ante una amenaza epidemiológica de importancia

El 16 de noviembre de 2019, elaboramos la primera alerta sobre la reaparición de fiebre amarilla (FA) en Venezuela, después de 14 años. (1) La nota fue diseminada al día siguiente en el portal de la Alianza Venezolana para la Salud. Cinco días después, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 21 de noviembre de 2019, confirmó y divulgó confirmo la existencia del caso, mediante un breve resumen (2), con base a datos que habían sido compartidos el 13 de noviembre de 2019, por el Punto Focal Nacional (PFN) del MPPS y la Oficina de País de OPS-OMS en Venezuela.

Un retraso inexcusable

La nota ratifica los datos generales que aportamos de este caso autóctono de la enfermedad, a la vez  pone en  evidencia el retraso inexcusable, ocurrido entre el momento del envío de la primera muestra para confirmar el diagnóstico, efectuada el  26 de septiembre, el mismo día de la hospitalización del paciente, en el hospital Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar y el 13 de noviembre cuando fue reportada la muestra positiva para fiebre  fiebre amarilla, identificada mediante por la técnica Reacción en en Cadena de la Polimerasa en tiempo real. Así mismo, al día siguiente se descartó por la misma técnica, que se tratara de dengue. Es Es decir, que transcurrieron 47 días entre  la toma de la muestra y el reporte del INHRR (recordemos que el indicador de  calidad de gestión de vigilancia epidemiológica, contempla solo 72 horas para que se cumpla este procedimiento en condiciones óptimas, en el 80 % de los casos). S Semejante retraso explica la activación tardía de la respuesta de salud pública desplegada por el equipo conjunto de investigación de OPS en Venezuela y del MPPS, iniciada solo un día antes de la notificación a OMS, el 12 de noviembre de 2019, ¨para caracterizar el riesgo y desarrollar el plan de respuesta¨.(2) Es de hacer notar que hasta la fecha de hoy han transcurrido dos semanas de haberse confirmado el diagnóstico del caso  y aún el MPPS no ha divulgado la información a la población que vive en Venezuela., ni orientado acerca del significado e importancia de este hallazgo como riesgo para la salud pública nacional e internacional, ni declarado un alerta epidemiológico. Leer documento

17 de noviembre de 2019. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología Nacional Alerta Epidemiológica

Reaparece fiebre amarilla en Venezuela luego de 14 años

En septiembre de 2019, un indígena de la etnia Pemón,  masculino de 46 años, residente en Kamarata, Parque Nacional Canaima, del estado Bolívar, fue hospitalizado en Ciudad Bolívar, Hospital Ruiz y Páez,  gravemente enfermo con síndrome febril, ictero hemorrágico. En el transcurso de su hospitalización, desarrolló insuficiencia renal aguda, por lo que requirió ser sometido a diálisis. Casi 8 semanas después, sus complicaciones han sido progresivamente superadas y está en condiciones de ser egresado. Solo hace dos semanas, los médicos tratantes conocieron el resultado de muestras de sangre enviadas al Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (INHRR) en Caracas, que resultaron positivas para el virus de fiebre amarilla en pruebas de anticuerpos IgM (ELISA) y PCR TR. Hasta el momento no se identificaron otros casos sospechosos ni confirmados en la zona. El MPPS no ha divulgado información sobre el caso, ni declarado alerta epidemiológica. Leer documento

3 de noviembre de 2019. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología Nacional. Vigésima Novena Alerta de sarampión en Venezuela. Aún se identifican casos autóctonos de sarampión en  Zulia y Monagas.

La epidemia de sarampión en Venezuela cuya transmisión ha estado activa, dos años y cuatro meses, desde su re aparición en julio de 2017, (ha causado, hasta la semana epidemiológica N· 42, de 2019,  10.759 casos sospechosos notificados, (1.307 en 2017, 8.005 en 2018 y 1.447 en las primeras 42 semanas de 2019, de los cuales 430 ocurrieron en las últimas 13 semanas); de ellos, 7.026 fueron confirmados (727 en 2017  5.779 en 2018 y 520 en las primeras 42 semanas de 2019  (1) , de los cuales 103 ocurrieron en las últimas 13 semanas). (Figura 1). Esto significa el 19,8 % de los casos confirmados acumulados en 2019. Los datos correspondientes a casos sospechosos y confirmados del año 2018 fueron corregidos en agosto de 2019, por el MPPS (215 sospechosos más y 109 confirmados más).(2)

La tasa de incidencia a nivel nacional acumulada (2017-2019) reportada en agosto de 2019,  de 22 por 100.000 habitantes (2) ahora, inexplicablemente fue reducida a 21,9 por 100.000 habitantes (1), siendo las entidades federales con mayor incidencia acumulada: Delta Amacuro (215 por 100.000 habitantes), Distrito Capital (127, por 100.000 habitantes; Amazonas desde 85 por 100.000 habitantes,) Bolívar (56, por 100.000 habitantes); Vargas 48 por 100.000 habitantes; y Miranda (39 por 100.000 habitantes). (1) Las incidencias acumuladas por entidades Federales, discrepantes, reportadas en las últimas actualizaciones de OPS, fueron menores en Amazonas, Vargas y Miranda (2, 3 y 4) por lo tanto  son datos poco confiables. 

Oficialmente se han registrado 81 defunciones acumuladas, 2 en 2017 (En Bolívar) y 79 en 2018 (37 en Delta Amacuro, 27 en Amazonas, 9 en Miranda (aumenta 1 defunción), 4 en Distrito Capital, una en Bolívar y una en Vargas). (ninguna en las 43 primeras semanas de 2019). (1) Leer documento

Informe Especial

2 de enero de 2020 Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología Nacional. La poca atención que le dedica el Informe Mundial de Malaria, 2019, a la grave epidemia de malaria en Venezuela. Datos provisionales de 2019 y medidas a acometer.

El Informe mundial sobre malaria, 2019 publicado el 4 de diciembre de 2019, presenta el estado actual del progreso global en la lucha contra el paludismo hasta el final de 2018. Hace un seguimiento del progreso de las inversiones en los programas y de las investigaciones sobre el paludismo; su prevención; diagnóstico y tratamiento; vigilancia; tendencias en la carga de la enfermedad; eliminación del paludismo y desafíos para encaminar la respuesta contra la malaria. (1)

Fundamentalmente, el Informe de este año,  está enfocado en las experiencias obtenidas en particular en el Continente Africano, donde se encuentran los países con mayor carga de la enfermedad a nivel mundial  y poco espacio se destinó en el documento, para destacar la deplorable situación de nuestro país y los retrocesos documentados en la lucha contra esta enfermedad y sus consecuencias sobre el desarrollo de la Nación y la carga de la enfermedad sobre la población, así como las amenazas que surgen para el Continente.

Venezuela en el Informe Mundial de Malaria, 2019

Lo que ocurre en nuestro país, contradice en la práctica, el lema y las buenas intenciones que encabezan el prefacio del documento, escrito por el Director de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Gebreyesus:: “No dejar a nadie atrás, en la marcha hacia un mundo libre de malaria”. (1)

Por ejemplo, la sección del Informe, dedicada a la carga de la enfermedad y sus consecuencias sobre dos grupos vulnerables y de mayor riesgo, como son las mujeres embarazadas y los niños, con datos de 2018, se concentra en los países africanos. No menciona el Informe, que en todas las entidades federales de nuestro país, se identifican ahora casos en embarazadas con graves consecuencias para la salud materno-infantil, y que el 11% de los casos de malaria en nuestro país ocurren en niños menores de 10 años.

Reconoce el Director de OMS en el informe, que en los últimos años, el progreso global de la reducción de nuevos casos se ha estancado y le preocupa que la malaria está en aumento en algunos países africanos de alta carga. No guarda la misma preocupación por el aumento indetenido de casos en Venezuela que por segundo año consecutivo, concentra más del 50% de los casos del Continente Americano y acumula tres cuartas partes de las muertes por la enfermedad. Venezuela ascendió a la posición 39 entre los países con mayor incidencia de malaria a nivel mundial.

En nuestro país, seguramente se incumplirán los hitos críticos de control de la enfermedad como parte de la estrategia global y los planes Continentales acordados, ya se ven amenazados por la exportación de casos a numerosos países vecinos, situación agravada en los últimos 3 años por la migración masiva forzada, de millones de venezolanos, en el entorno de la emergencia humanitaria compleja que sufre el país.

Seguramente será necesario, para enfrentar los retos extraordinarios de la malaria en Venezuela, emplear medidas también extraordinarias, similares a los de “alta carga, alto impacto”, empleados y promovidos por la OMS en los países más afectados por la malaria, para prevenir la enfermedad y salvar vidas. Esto na ha sido suficientemente comprendido y menos implementado por el régimen que detenta el poder en Venezuela. Leer documento 

Pronunciamientos 

. 9 de julio de 2019. Alianza Venezolana por la Salud. Red Defendamos la Epidemiología Nacional. Sociedad Venezolana de Salud Pública

 Comentarios al Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela

El contundente y esclarecedor informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, sobre la situación de los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela, ha puesto en evidencia la crítica situación de los derechos humanos en nuestro país en particular desde 2018, analizando también desarrollos pertinentes que tuvieron lugar con anterioridad.   (1)

                          El Informe destaca patrones de violaciones que afectan directa e indirectamente a todos los derechos humanos: civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. El informe incluye un enfoque de género, poniendo de relieve las experiencias específicas de las mujeres y las niñas.

El Informe insta al Gobierno de Venezuela a adoptar de inmediato medidas específicas para detener y remediar las graves vulneraciones de derechos económicos, sociales, civiles, políticos y culturales que se han documentado en el país.

También advierte que, si la situación no mejora, continuará el éxodo sin precedentes de emigrantes y refugiados que abandonan el país, y empeorarán las condiciones de vida de quienes permanecen en él.

En el informe, que se elaboró a petición del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, se afirma que en el último decenio –y especialmente desde 2016- el Gobierno venezolano y sus instituciones han puesto en marcha una estrategia “orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno”. Un conjunto de leyes, políticas y prácticas que ha reducido el ámbito democrático, ha desmontado el sistema de control institucional sobre el poder ejecutivo y ha permitido la reiteración de graves violaciones de derechos humanos. En el documento se destaca la repercusión de la profunda crisis económica, que ha privado a la población de los medios necesarios para satisfacer sus derechos fundamentales en materia de alimentación y cuidados médicos, entre otros. Leer documento

 

0be33810-784d-42fa-a004-d260214901fa

Como ayudar

Usted puede ayudar haciendo visible la situación de salud de su comunidad, municipio o estado,  enviando información  verificable a través de  nuestras redes sociales, correo electrónico o publicando en el blog  de esta página web.


Actívate