Alertas epidemiológicas 

1 de diciembre de 2019. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología Nacional. Segunda Alerta Epidemiológica sobre re emergencia de fiebre amarilla en Venezuela

Respuesta de salud pública institucional, tardía e insuficiente, ante una amenaza epidemiológica de importancia

El 16 de noviembre de 2019, elaboramos la primera alerta sobre la reaparición de fiebre amarilla (FA) en Venezuela, después de 14 años. (1) La nota fue diseminada al día siguiente en el portal de la Alianza Venezolana para la Salud. Cinco días después, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 21 de noviembre de 2019, confirmó y divulgó confirmo la existencia del caso, mediante un breve resumen (2), con base a datos que habían sido compartidos el 13 de noviembre de 2019, por el Punto Focal Nacional (PFN) del MPPS y la Oficina de País de OPS-OMS en Venezuela.

Un retraso inexcusable

La nota ratifica los datos generales que aportamos de este caso autóctono de la enfermedad, a la vez  pone en  evidencia el retraso inexcusable, ocurrido entre el momento del envío de la primera muestra para confirmar el diagnóstico, efectuada el  26 de septiembre, el mismo día de la hospitalización del paciente, en el hospital Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar y el 13 de noviembre cuando fue reportada la muestra positiva para fiebre  fiebre amarilla, identificada mediante por la técnica Reacción en en Cadena de la Polimerasa en tiempo real. Así mismo, al día siguiente se descartó por la misma técnica, que se tratara de dengue. Es Es decir, que transcurrieron 47 días entre  la toma de la muestra y el reporte del INHRR (recordemos que el indicador de  calidad de gestión de vigilancia epidemiológica, contempla solo 72 horas para que se cumpla este procedimiento en condiciones óptimas, en el 80 % de los casos). S Semejante retraso explica la activación tardía de la respuesta de salud pública desplegada por el equipo conjunto de investigación de OPS en Venezuela y del MPPS, iniciada solo un día antes de la notificación a OMS, el 12 de noviembre de 2019, ¨para caracterizar el riesgo y desarrollar el plan de respuesta¨.(2) Es de hacer notar que hasta la fecha de hoy han transcurrido dos semanas de haberse confirmado el diagnóstico del caso  y aún el MPPS no ha divulgado la información a la población que vive en Venezuela., ni orientado acerca del significado e importancia de este hallazgo como riesgo para la salud pública nacional e internacional, ni declarado un alerta epidemiológico. Leer documento

17 de noviembre de 2019. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología Nacional Alerta Epidemiológica

Reaparece fiebre amarilla en Venezuela luego de 14 años

En septiembre de 2019, un indígena de la etnia Pemón,  masculino de 46 años, residente en Kamarata, Parque Nacional Canaima, del estado Bolívar, fue hospitalizado en Ciudad Bolívar, Hospital Ruiz y Páez,  gravemente enfermo con síndrome febril, ictero hemorrágico. En el transcurso de su hospitalización, desarrolló insuficiencia renal aguda, por lo que requirió ser sometido a diálisis. Casi 8 semanas después, sus complicaciones han sido progresivamente superadas y está en condiciones de ser egresado. Solo hace dos semanas, los médicos tratantes conocieron el resultado de muestras de sangre enviadas al Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (INHRR) en Caracas, que resultaron positivas para el virus de fiebre amarilla en pruebas de anticuerpos IgM (ELISA) y PCR TR. Hasta el momento no se identificaron otros casos sospechosos ni confirmados en la zona. El MPPS no ha divulgado información sobre el caso, ni declarado alerta epidemiológica. Leer documento

 

3 de noviembre de 2019. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología Nacional. Vigésima Novena Alerta de sarampión en Venezuela. Aún se identifican casos autóctonos de sarampión en  Zulia y Monagas.

La epidemia de sarampión en Venezuela cuya transmisión ha estado activa, dos años y cuatro meses, desde su re aparición en julio de 2017, (ha causado, hasta la semana epidemiológica N· 42, de 2019,  10.759 casos sospechosos notificados, (1.307 en 2017, 8.005 en 2018 y 1.447 en las primeras 42 semanas de 2019, de los cuales 430 ocurrieron en las últimas 13 semanas); de ellos, 7.026 fueron confirmados (727 en 2017  5.779 en 2018 y 520 en las primeras 42 semanas de 2019  (1) , de los cuales 103 ocurrieron en las últimas 13 semanas). (Figura 1). Esto significa el 19,8 % de los casos confirmados acumulados en 2019. Los datos correspondientes a casos sospechosos y confirmados del año 2018 fueron corregidos en agosto de 2019, por el MPPS (215 sospechosos más y 109 confirmados más).(2)

La tasa de incidencia a nivel nacional acumulada (2017-2019) reportada en agosto de 2019,  de 22 por 100.000 habitantes (2) ahora, inexplicablemente fue reducida a 21,9 por 100.000 habitantes (1), siendo las entidades federales con mayor incidencia acumulada: Delta Amacuro (215 por 100.000 habitantes), Distrito Capital (127, por 100.000 habitantes; Amazonas desde 85 por 100.000 habitantes,) Bolívar (56, por 100.000 habitantes); Vargas 48 por 100.000 habitantes; y Miranda (39 por 100.000 habitantes). (1) Las incidencias acumuladas por entidades Federales, discrepantes, reportadas en las últimas actualizaciones de OPS, fueron menores en Amazonas, Vargas y Miranda (2, 3 y 4) por lo tanto  son datos poco confiables. 

Oficialmente se han registrado 81 defunciones acumuladas, 2 en 2017 (En Bolívar) y 79 en 2018 (37 en Delta Amacuro, 27 en Amazonas, 9 en Miranda (aumenta 1 defunción), 4 en Distrito Capital, una en Bolívar y una en Vargas). (ninguna en las 43 primeras semanas de 2019). (1) Leer documentohttps://drive.google.com/file/d/1ENPF2BM4zjpfiQQZU9acAqSUrxsYq6L1/view?usp=sharing

 

Informe Especial

10 de noviembre de 2019. Alianza Venezolana por la Salud. Red Defendamos la Epidemiología. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Sobre la visita del  Sub Secretario General de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) a Venezuela, 4-6  de noviembre de 2019.

Encabeza su declaración el Sr. Mark Lowcock al término de su visita a Venezuela con el siguiente párrafo:

¨Durante mi primera visita a Venezuela, he visto cómo las mujeres, los hombres, los niños y las niñas comunes se enfrentan cada día a retos abrumadores para sobrevivir. Millones de personas no pueden acceder al mínimo de alimentos, agua y atención médica. La situación continúa deteriorándose¨. (1)

Seguidamente agrega:

¨He observado que el sistema de salud está al borde del colapso y que muchos hospitales carecen de la infraestructura básica de agua y electricidad. Los pacientes hospitalizados, muchos de los cuales ya están gravemente enfermos, corren un alto riesgo de perder la vida a causa de las nuevas infecciones que están adquiriendo mientras están en el hospital, ya que no es posible realizar una limpieza y desinfección básica. Todo esto se ve agravado por la falta de medicamentos y la escasez de médicos y enfermeras para administrarlos. Las enfermedades prevenibles, como el paludismo y la difteria, han vuelto con mucha fuerza. Las personas con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas y lactantes, niños y niñas y personas en situación de discapacidad se encuentran entre los más vulnerables¨.

 También menciona que a pesar de la gravedad de la situación, le ha impresionado la solidaridad de las personas que se apoyan mutuamente, refiriéndose al personal que labora en el hospital José Gregorio Hernández, que realiza sus trabajo en condiciones indignas.

Con estas elocuentes e impactantes palabras, el Sr. Mark Lowcock describe la dolorosa situación humanitaria  que presenció en Venezuela, luego de la primera visita que realizara a nuestro país, que le permitió evaluar y constatar personalmente el drama que sufre la población.

Identifica el  Sub Secretario General, que los determinantes políticos y económicos de la crisis están  afectando a la mayoría de los habitantes en todo el territorio nacional.

No podría ser en otra forma, sin faltar a la verdad y a los principios de imparcialidad, independencia, humanitarismo, neutralidad, que inspiran a estas organizaciones y a sus directivos en las delicadas tareas de cooperación internacional que les corresponden. Leer documento 

 

2 de noviembre de 2019. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología Nacional. Sobre la calidad microbiológica del agua que consumen los habitantes de Caracas. Situación entre el 20 de junio y el 8 de julio de 2019

Las carencias de disponibilidad y acceso a agua segura y saludable para consumo humano que hemos sufrido en Venezuela, en los últimos años, agravadas por la emergencia compleja que nos afecta, desde 2017, se ha acentuado en los últimos meses, con motivo a los repetidos cortes del servicio de energía eléctrica, indispensable para garantizar y mantener continuamente la distribución de agua en los hogares. Esto impacta especialmente ciudades como Caracas, que requiere un complejo sistema de bombas y redes para hacer llegar el agua desde los embalses que se encuentran a gran distancia y a niveles mucho más bajos.  (1) Numerosas fugas de agua identificadas en la red de distribución y la interrupción de la operatividad del servicio han contribuido a pérdida de la integridad del sistema y contaminación del agua proveniente de algunos sectores del acueducto. Tal es el caso del Sistema Tuy III, que suple agua a 14 parroquias de la ciudad, ubicadas principalmente en el Distrito Libertador y a una población cercana a un millón de habitantes. Las parroquias Antímano, Caricuao, Coche, Macarao, El Paraíso, La Vega, Santa Rosalía, El Valle y parte de las parroquias 23 de enero, La Pastora, San Juan, San Pedro y Sucre son las que dependen del Sistema Tuy III para recibir agua, mientras que los demás sectores del municipio Libertador se conectan a Tuy II y Tuy I. El Sistema Tuy III sirve también a las parroquias Baruta (municipio Baruta), Santa Bárbara (municipio Tomás Lander), Charallave (municipio Cristóbal Rojas) y Cartanal (municipio Independencia) del estado Miranda. Los municipios Chacao, El Hatillo, Sucre, parte de Baruta y algunas parroquias de Libertador se sirven del sistema Tuy II, sin embargo, las constantes fallas impiden su correcto funcionamiento y generan reclamos por parte de vecinos de distintos sectores de la ciudad. Según una encuesta hecha por el Observatorio Venezolano de los Servicios Públicos, 58 % de los hogares caraqueños reciben agua de una a cuatro veces por semana. El Sistema Tuy I, sirve a las parroquias Caricuao, Coche, El Valle, San Pedro, otras parroquias de Libertador y parte de Chacao. Leer documento

 

Pronunciamientos 

. 9 de julio de 2019. Alianza Venezolana por la Salud. Red Defendamos la Epidemiología Nacional. Sociedad Venezolana de Salud Pública

 Comentarios al Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela

El contundente y esclarecedor informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, sobre la situación de los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela, ha puesto en evidencia la crítica situación de los derechos humanos en nuestro país en particular desde 2018, analizando también desarrollos pertinentes que tuvieron lugar con anterioridad.   (1)

                          El Informe destaca patrones de violaciones que afectan directa e indirectamente a todos los derechos humanos: civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. El informe incluye un enfoque de género, poniendo de relieve las experiencias específicas de las mujeres y las niñas.

El Informe insta al Gobierno de Venezuela a adoptar de inmediato medidas específicas para detener y remediar las graves vulneraciones de derechos económicos, sociales, civiles, políticos y culturales que se han documentado en el país.

También advierte que, si la situación no mejora, continuará el éxodo sin precedentes de emigrantes y refugiados que abandonan el país, y empeorarán las condiciones de vida de quienes permanecen en él.

En el informe, que se elaboró a petición del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, se afirma que en el último decenio –y especialmente desde 2016- el Gobierno venezolano y sus instituciones han puesto en marcha una estrategia “orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno”. Un conjunto de leyes, políticas y prácticas que ha reducido el ámbito democrático, ha desmontado el sistema de control institucional sobre el poder ejecutivo y ha permitido la reiteración de graves violaciones de derechos humanos. En el documento se destaca la repercusión de la profunda crisis económica, que ha privado a la población de los medios necesarios para satisfacer sus derechos fundamentales en materia de alimentación y cuidados médicos, entre otros. Leer documento

 

0be33810-784d-42fa-a004-d260214901fa

Como ayudar

Usted puede ayudar haciendo visible la situación de salud de su comunidad, municipio o estado,  enviando información  verificable a través de  nuestras redes sociales, correo electrónico o publicando en el blog  de esta página web.


Actívate