22 de marzo de 2019. Barreras y obstáculos para el ejercicio del derecho a acceso a información de fuentes oficiales en salud en Venezuela,  agravados en el entorno complejo de la emergencia humanitaria.

La política de salud, en una sociedad democrática y libre, contempla entre sus prioridades, la participación de las personas y de la sociedad en las decisiones sanitarias, mediante:

* El Enfoque de equidad y justicia social en el acceso de los servicios y la atención sanitaria

* La Participación de las personas y de la sociedad en las decisiones sanitarias

* Equilibrar criterios técnicos con valores de la salud, en la asignación de recursos e intervenciones

* Asegurar la garantía, la evaluación y el fomento de la calidad de sistemas y servicios

Una de las decisiones fundamentales para alcanzar estos propósitos, consiste en difundir la información que acompaña las actividades de salud pública. (1) La difusión de información, en sí misma, es el primer paso para la educación y la participación de la ciudadanía en los asuntos de interés colectivo e individual, indispensable para reconocer factores de riesgo y otras conductas riesgosas que amenazan la salud. Leer documento

12 de marzo de 2019. Sociedad Venezolana de Salud Pública. Alianza Venezolana por la Salud. Red Defendamos la Epidemiología Nacional.

El deterioro del derecho al acceso de agua potable en Venezuela,  en el contexto de la emergencia compleja que sufre el país, agravada por el colapso del sistema de energía eléctrica. Requiere acciones prioritarias e impostergables desde la visión de la salud pública

El 29 de julio de 2010, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), reconoció el derecho al agua potable y el saneamiento como un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos, por lo tanto es un bien que  debe ser garantizado a todos los ciudadanos. En Venezuela ha sido competencia y responsabilidad del Ministerio del Poder Popular del Ambiente y ahora del Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo y Agua, (MINEA)  por medio del Vice Ministerio de Agua, garantizar el suministro regular de agua para todas las personas,  recordando que el agua de consumo humano y de recreación debe  tener todas las características de potabilidad y estar libre de agentes contaminantes. (1)

En noviembre de 2002, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales adoptó la Observación General nº 15 sobre el derecho al agua. El artículo I.(1) establece que “El derecho humano al agua es indispensable para una vida humana digna”. La Observación Nº 15 también define el derecho al agua como el derecho de cada uno a disponer de agua suficiente, saludable, aceptable, físicamente accesible y asequible para su uso personal y doméstico. Leer documento 

25 de noviembre de 2018Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología NacionalAnálisis del Reporte Mundial de malaria. 2018, y la grave epidemia de malaria en Venezuela. Estimaciones para 2018. Informe Especial

El reporte Mundial de Malaria, 2018, con cifras hasta 2017, (1) publicado el 19 de noviembre de 2018, nos llama la atención con una señal de alarma, ya que por segundo año consecutivo, hay un estancamiento de lo que había sido una disminución constante en la epidemia mundial de malaria. Desde el 2000 hasta el 2015, los expertos celebraban la reducción anual reportada de casos y muertes. Se salvaron millones de vidas mediante el uso de medidas de control de vectores, diagnóstico y tratamiento.  Pero en los últimos 2 años, ha habido un alto preocupante en el progreso, especialmente en los países de mayor carga de la enfermedad. Tanto la reducción en los casos como los niveles de inversión en tratamientos e innovaciones se han estancado.

El Informe mundial sobre el malaria 2018 refuerza el mensaje de que el mundo no transita el camino correcto para alcanzar dos objetivos fundamentales de la Estrategia técnica mundial contra la malaria 2016-2030 de la OMS: reducir las muertes y enfermedad causadas por el paludismo en al menos un 40% para el 2020. En el 2017, se estimaron 219 millones de casos de paludismo en todo el mundo. Los datos del período 2015 al 2017 destacan que no se lograron avances significativos en la reducción de los casos de paludismo en este plazo.  Leer documento

 21 de octubre de 2018. Sociedad venezolana de Salud  Pública. La pobreza inducida y la reaparición de la tuberculosisen Venezuela. Un caso para estudio.

Después de 15 años de despilfarro, corrupción y mal uso de  los recursos del Estado, Venezuela vive un proceso de empobrecimiento, marginalidad y exclusión inducidos, por la acción coercitiva y forzosa, impuesta deliberadamente por el régimen. Los ciudadanos padecemos las consecuencias de una serie de obstáculos institucionales, creados progresivamente por la dictadura, en desmedro de la población. Aquella defiende sus propios beneficios y privilegios, aferrada al poder, excluyendo a quienes se les oponen. Leer documento

10 de octubre de 2018. Sociedad Venezolana de Salud. Red Defendamos la Epidemiología Nacional. Tuberculosis y VIH-SIDA en cárceles venezolanas,evidencian las condiciones inhumanas a que son sometidas las personas privadas de libertad.

En junio del 2011 elaboramos el documento, La crisis carcelaria en Venezuela. Violación de los derechos a la vida, la seguridad y la salud,(1) motivados por la tragedia carcelaria que se desarrollaba en ese momento; ésta había sido advertida con suficiente anticipación  por las ONG de derechos humanos y los medios de comunicación en documentos y testimonios muy bien fundamentados. Leer documento

12 de septiembre de 2018. Sociedad Venezolana de salud Pública Red Defendamos la Epidemiología Nacional
Migración forzada y Salud. El caso de Venezuela y los países vecinos. Un reto Continental. Informe Especial.

La migración se define como el movimiento de una persona o de un grupo de personas, ya sea a través de una frontera internacional o dentro de un Estado. Como tal, la migración abarca cualquier tipo de desplazamiento de la población, sea cual fuere su duración, composición o causas. Comprende el flujo de refugiados, personas desplazadas, migrantes por motivos económicos (migración voluntaria o forzada), trabajadores temporales, estudiantes, migrantes indocumentados y las personas que se mudan con otros propósitos, incluida la reunificación de la familia, con diferentes determinantes de la salud, necesidades, recursos, capacidades y niveles de vulnerabilidad. A pesar de la amplia gama de categorías abarcadas por el término “migrantes”. Leer documento